Antonio Ledo, técnico de proyectos de Generación: “Cada obra tiene sus propias características y complejidades”

Por 10/02/2022Noticias
Antonio Ledo, técnico de proyectos en el departamento de Generación de EiDF

Antonio Ledo, graduado en Ingeniería Eléctrica, trabaja como técnico de proyectos en el departamento de Generación de EiDF desde hace más de un año. Su incorporación, unida a la de otros compañeros, se produjo con el arranque del área de proyectos tras la apuesta e impulso por parte de la compañía de la actividad de generación, iniciando así su estrategia de integración vertical.

¿Qué te empujó a unirte al proyecto de EiDF?

Pues por algo muy simple, EiDF Solar me ofreció la posibilidad de adentrarme en el mundo de la fotovoltaica, de poner en práctica todos los conocimientos eléctricos que tenía en un sector que, resulta evidente decir, está en pleno auge.

Ya venía de estar trabajando en las renovables, un sector que siempre me ha despertado mucho interés y del que cada día aprendo más y más, por lo que me parecía irresistible aceptar la oportunidad que EiDF Solar me brindó de poder introducirme en la fotovoltaica que, hasta la fecha, era un área de las energías renovables que todavía no había tocado. Una alternativa que conforme pasa el tiempo está demostrando ser de las más viables, desde el pequeño al gran consumidor. Me resulta muy ilusionante poder aportar mi granito de arena para tratar de alcanzar el gran objetivo que yo, y probablemente todos mis compañeros de profesión tenemos: frenar el cambio climático y hacer este planeta más limpio y sostenible.

Además de todo esto, EiDF Solar tenía un plus. A nivel personal, me dio la posibilidad de cambiar de aires, conocer más las paradisíacas Rías Baixas y poder confirmar eso que ha afirmado la ONU: vivir en “la ciudad más cómoda de Europa” (sí, hablo de Pontevedra).

¿Cómo ha sido tu evolución dentro de EiDF?

Como decía, al entrar en EiDF Solar para mí la fotovoltaica era algo nuevo, profesionalmente hablando. Desde mi comienzo en esta empresa, siempre he tratado de aprender, tomar nota y contagiarme de la sabiduría y conocimientos que mis compañer@s de departamento, e incluso de otras áreas, amablemente me facilitaron. En todo momento he tratado de compaginar toda esa información con la experiencia y conocimientos del aspecto eléctrico de los que ya disponía.

Hoy por hoy, a nivel profesional y personal, estoy muy satisfecho con el aprendizaje que he tenido a lo largo de este último año; pero obviamente nunca abandono la ilusión y las ganas de seguir aprendiendo todavía más, día tras día, porque en este sector nunca se puede cerrar uno a seguir leyendo, informándose y aprendiendo.

¿Qué tareas desempeñas a diario en la empresa?

Mis funciones diarias dentro de la empresa se corresponden a las tareas que comprende generalmente un área de proyectos. Mi labor va desde la parte más técnica de un proyecto, como es el diseño y los cálculos de una instalación fotovoltaica y su infraestructura de evacuación, hasta la parte más burocrática, es decir, redacción y montaje de proyectos, preparación de cualquier otra documentación necesaria para su tramitación, contacto con las diferentes entidades u organismos que se puedan ver implicados, seguimiento del estado de tramitación ante las Administraciones, etc., además de dar soporte, en todo lo que le sea necesario al área de ejecución de obras. Todo esto inmerso en un equipo de trabajo estupendo, con el que se trabaja codo a codo en todo momento.

¿Cuál es la parte más compleja de gestionar en el desarrollo de un proyecto de generación?

Muy buena pregunta. Quizás no tenga una respuesta exacta y directa porque realmente creo que cada proyecto, aunque desde fuera puedan parecer todos iguales y monótonos, tiene sus propias características, virtudes y, en consecuencia, también sus propias complejidades. Hay veces que lo más complejo es dar con la propuesta óptima técnicamente cuando algunos factores influyentes puedan resultar contrarios como, por ejemplo, la superficie disponible, la orografía o la forma de un terreno. Otras veces es conseguir que la propuesta planteada provoque el mínimo daño y afección sobre el emplazamiento o sobre terceros (este es un pilar fundamental) y, en ocasiones, lo que resulta más difícil es adelantarse y adecuarse a los posibles requisitos establecidos por los diferentes organismos; EiDF trabaja en todo el territorio a nivel nacional y nos encontramos con criterios diferentes en cada Comunidad Autónoma, incluso a veces a nivel provincial o municipal. Hay más circunstancias que condicionan un proyecto, pero tampoco vamos a detallarlas todas. Cada proyecto es cada proyecto, ninguno es igual que el anterior y esto trae consigo que cada uno tenga su propia parte más compleja.

 ¿Y qué parte te gusta más de tu trabajo diario?

La verdad es que no puedo ser riguroso contestando a esta pregunta porque me resulta muy complicado decir una única cosa. En general me gusta trabajar en todas las fases que comprende un proyecto, trabajar rodeado de un equipo en el que todos remamos en la misma dirección, ser eficaces y sacar adelante proyectos, alcanzando los objetivos que, como en toda compañía, se marcan al comienzo de cada año.

Sí es cierto que para mí una de las cosas que más gratificante me parece es aportar soluciones a imprevistos e inconvenientes que a veces surgen en un proyecto que está en fase de tramitación avanzada. Lo que también implica, en la mayoría de los casos, aunar y exprimir al máximo toda la fuerza de un equipo para ser resolutivos al 100%, muchas veces en períodos de tiempo muy cortos.

¿Cuáles son tus objetivos profesionales a medio/largo plazo en EiDF?

A corto plazo, mi objetivo principal es contribuir al cumplimiento de los objetivos que EiDF Solar tiene marcados en el área de Generación, sacar adelante todo ese gran pipeline de MW previstos (más de 900).

Y a largo plazo, estaré abierto y predispuesto a nuevas metas, retos y responsabilidades que EiDF Solar quiera confiarme para seguir creciendo tanto en lo profesional como en lo personal.

¿Qué es lo que destacarías del ambiente laboral de EiDF?

El ambiente laboral dentro de EiDF Solar es un reflejo fiel de la imagen que se ofrece hacia el exterior, ya bien en prensa, redes sociales, etc., o por lo menos es lo que yo percibí antes de formar parte de esta compañía. Se trata de un equipo joven e ilusionado, en el que nunca existen malas caras y se está siempre a disposición todos de todos. En definitiva, un equipazo.

Deja tu comentario