Ventajas de apostar por el autoconsumo fotovoltaico industrial

Por 13/05/2022Sin categoría

El autoconsumo está revolucionando el modelo de generación energética en todo el mundo. Cada vez son más las personas, tanto particulares como empresas, que disfrutan de los beneficios de la autoproducción de energía. Hay muchas formas de producir energía propia, pero hoy te vamos a mostrar las ventajas de un modelo en concreto: el autoconsumo fotovoltaico industrial.

Qué es el autoconsumo fotovoltaico industrial

El autoconsumo industrial consiste en la producción individual de electricidad para el consumo propio en empresas, industrias y otros negocios. El más extendido es el que utiliza placas solares (autoconsumo fotovoltaico), las cuales se instalan en las cubiertas o terrenos de las compañías para generar su propia energía eléctrica. Esta práctica tiene numerosos beneficios como:

1. Ahorro económico en las facturas

La necesidad de ahorrar es uno de los motivos principales que hacen que las empresas apuesten por el autoconsumo fotovoltaico. Una instalación de este tipo puede reportar ahorros de entre el 40% y el 60%, lo que para una empresa supone unas cifras nada desdeñables. Si además la empresa se acoge a la modalidad de autoconsumo con excedentes, el ahorro puede ser todavía mayor. Esta reducción de costes hace que las compañías se vuelvan más competitivas.

2. Mejora de la eficiencia energética

El autoconsumo contribuye a la eficiencia energética, ya que apostando por él se reducen los costes de transporte y distribución de la energía y se minimizan las pérdidas energéticas que esto supone.

3. Cumplimiento de las normativas medioambientales

Al elegir el autoconsumo, las empresas contribuyen a alcanzar los objetivos nacionales e internacionales de la lucha contra el cambio climático, además de ayudar a la transición energética. La generación con paneles solares no produce emisiones de efecto invernadero, no contamina el agua y no genera contaminación acústica. Todo esto repercute también en la imagen del negocio y su responsabilidad social corporativa.

4. Reducción de la dependencia energética

La generación de energía propia a través de paneles solares hace a las empresas más autónomas energéticamente, porque ya no se ven tan afectadas por los precios de la electricidad que marca el mercado. Además, España es uno de los territorios de la UE con más horas de sol anuales, por lo que aprovechar este potencial es una oportunidad para minimizar nuestra dependencia energética de otros países.

5. Rentabilidad y subvenciones

Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico no tienen un coste demasiado elevado y además se amortizan muy rápido, en unos 3 a 5 años aproximadamente. Además, existen muchas ayudas y subvenciones por acogerse a este tipo de generación energética, por lo que el coste para una empresa puede ser todavía más bajo.

Estas son solo algunas de las ventajas que el autoconsumo fotovoltaico industrial ofrece a las empresas. Si tú también quieres empezar a disfrutar de ellas, ponte en contacto con EiDF Solar y solicita tu estudio de viabilidad gratuito.

Deja tu comentario